25 años de la muerte de River Phoenix (31-10-2018)


Estaba considerado el actor más prometedor de su generación cuando, para sorpresa de todos, una sobredosis acabó con su vida a los 23 años. Hoy se cumplen 25 años de aquel suceso que conmocionó a Hollywood y a los cinéfilos de todo el mundo: nos dejaba River Phoenix.




Su nombre de nacimiento era River Jude Bottom, y era hijo de una pareja hippie itinerante por el país, por lo que nació en Madras, estado de Oregón, pero se crió en Florida. Su nombre hace referencia al río  de la novela de Hermann Hesse “Siddharta” y a la canción “Hey, Jude” de “The Beatles”. La familia vivía sumida en la pobreza, y en 1972 tuvieron a su segunda hija, Rain.

En 1973 se unen a la secta “Niños de Dios” y se trasladan a Venezuela, con la función de evangelizar la zona, de la que su padre será responsable. Antes de llegar nace el tercer hijo, Joaquin, en 1974 en Puerto Rico, y ya en el país sudamericano nace la cuarta hija, Liberty, en 1876.

Su vida dentro de la secta no será fácil. Al parecer, River fue violado cuando contaba 4 años. La pobreza de la familia les obligó a él y a su hermana Rain a ser cantantes callejeros para conseguir ingresos. Viendo que los fundadores de la secta no les apoyaban económicamente mientras ellos se enriquecían y desaprobando las prácticas sexuales que promovían, en 1978 la familia abandona la secta y se traslada a los Estados Unidos, a casa de los abuelos maternos. Tras la llegada nace la quinta hija, Summer, en 1978. Poco después, cambian el apellido familiar por el de “Phoenix”, en referencia al ave que resurge de sus cenizas, queriendo indicar un nuevo comienzo. Para entonces, todos adoptan el veganismo, instigados por River y Joaquin, que habían visto las crueles prácticas de pesca en Venezuela.

Poco después la familia se traslada a Los Angeles, donde la madre consigue un empleo como secretaria en la NBC, Allí consigue que una agente vea a sus hijos cantando y tocando la guitarra, y gracias a ello River comienza su carrera televisiva. Tras pasar por algunas series, River debuta en el cine en 1985 en la película “Exploradores” de Joe Dante, film de discutible calidad técnica pero que se terminará convirtiendo en una película de culto. Esta aventura de un grupo de chavales que inventan una máquina con la que consiguen viajar al espacio y contactar con unos extraterrestres será también el debut cinematográfico de Ethan Hawke:

Las películas adolescentes triunfan en la época; no olvidemos que en 1985 se había estrenado la mítica “Los Goonies”. Dispuestos a repetir el éxito, los productores de Hollywood deciden adaptar el relato corto de Stephen King “Cuenta conmigo”, que dirige Rob Reiner y que se estrena en 1986. La película, magnífica, protagonizada por el debutante Wil Wheaton y por el propio Phoenix, y con uno de los Goonies, Corey Feldman, en el reparto, nos permite descubrir el enorme talento dramático y la sensibilidad de Phoenix, sin duda el mejor actor del film:

Ese mismo año trabaja en “La costa de los mosquitos” junto a Harrison Ford, Helen Mirren y Martha Plimpton (con la que comenzará una relación), que cuenta la historia de un padre obsesionado con el fin del mundo que, a través de mentiras, traslada a su familia a Centroamérica, hasta que el hijo, el propio Phoenix, se dé cuenta de las mentiras de su padre y de cómo han arriesgado su vida por ellas, y decida volver a la civilización:

Para decepción de Phoenix, la película no alcanza el éxito. Pero su carrera no decae. Si bien en 1987 no estrena ninguna película, en 1988 estrenará 3. La comedia adolescente “Jimmy Reardon” no tendrá mayor trascendencia, a diferencia del Thriller de espionaje “Espías sin identidad”, en el que interpreta a un joven que, en medio de la Guerra Fría, descubre que sus padres son espías soviéticos, y donde comparte pantalla con Sidney Poitier:

Pero su mayor éxito de ese año será “Un lugar en ninguna parte”, drama dirigido por Sidney Lumet en el que interpreta al hijo mayor de una pareja de fugitivos, Judd Hirsch y  Christine Lahti, que se trasladan constantemente de un lugar a otro huyendo de la policía que les busca por un atentado del pasado, que se cansa de tener que huir al enamorarse de una chica, de nuevo interpretada por Martha Plimpton:

Por este papel, River Phoenix consigue una nominación al Oscar y al Globo de Oro como Mejor Actor Secundario, aunque no ganará. Ya tendrá tiempo, le quedan años y años de carrera y mucho papeles interesantes por hacer…. o eso es lo que cabría esperar.

En 1989 tendrá otro de sus papeles más memorables, pese a su brevedad: Steven Spielberg rueda una nueva entrega, la tercera, del mítico arqueólogo Indiana Jones, “Indiana Jones y la última cruzada”, y la película comienza con un Indi adolescente que nos ayudará a descubrir cosas sobre su pasado (su pasión temprana por la arqueología, los problemas con su padre, el origen de su sombrero, su látigo y su cicatriz, o el motivo de su pánico a las serpientes). Harrison Ford propone para interpretar el papel a River Phoenix, con quien había trabajado en “La costa de los mosquitos”, y el papel es suyo. Toda su intervención es simplemente memorable:

Ese mismo 1989, su hermano Joaquin trabaja en la película “Dulce hogar… ¡a veces!”, en la que comparte pantalla, entre otros, con Keanu Reeves. River y él se conocen en ese momento y se hacen amigos, compartiendo pantalla en 1990 en la película “Te amaré hasta que te mate”, comedia negra de Lawrence Kasdam que cuenta la historia de una mujer, Tracey Ullman, que quiere matar a su esposo infiel, Kevin Kline, para lo que contará con la ayuda del camarero que trabaja en el restaurante italiano de éste (interpretado por el propio Phoenix), por su madre, Joan Plowright, y por una pareja de criminales mediocres que interpretan William Hurt y Keanu Reeves:

Pero la amistad entre Phoenix y Reeves dará una película más que pasará a la historia: ambos serán seleccionados por el director Gus van Sant para protagonizar “Mi Idaho privado”, película independiente en la que Phoenix interpreta a un chapero narcoléptico que, mientras busca a su familia, se enamora de su amigo, interpretado por Reeves:

La interpretación de River Phoenix en este film fue alabada (seamos sinceros, es muy superior a la de Reeves), y le vale varios premios, entre ellos la Copa Volpi al mejor actor en el Festival de Venecia. Pero tanto los Oscars como los Globos de Oro lo ignoran.

Esta película también supone un cambio negativo para Phoenix, ya que comienza a consumir drogas (al parecer, marihuana, cocaína y heroína), como otros miembros del reparto (entre ellos el actor Rodney Harvey, que morirá por sobredosis de cocaína en 1998). Van Sant afirma que el consumo de drogas por parte de Phoenix es ocasional, pero le preocupa más su consumo de alcohol. En todo caso, su imagen pública dista mucho de la realidad, ya que, como activista de PETA y defensor de los derechos de los animales, se ha ganado una fama de chico bueno que, como vemos, no es real.

En 1992 forma parte del reparto de un nuevo Thriller, “Sneakers”, en el que repite con Sidney Poitier en una película protagonizada por Robert Redford:

En 1993 estrena el western “Lengua silenciosa” de Sam Shepard, en la que interpreta a un joven que sigue hablando con el cadáver de su esposa india muerta en el parto, por lo que su padre, Richard Harris, buscará una nueva esposa india para él:

Su último papel será en el musical “Esa cosa llamada amor” de Peter Bogdanovich, que protagoniza junto a Samatha Mathis, que será su última novia, y en la que luce sus capacidades musicales que fueron las que le permitieron debutar en pantalla:

Protagoniza también el drama “Dark blood” junto a Jonathan Pryce y Judy Davis, pero no llega a terminarla, por lo que la película no será estrenada hasta el año 2012:

Como cabría esperar en un actor de su talento, los proyectos se acumular: “Entrevista con el vampiro”, “Eclipse total”, una nueva colaboración con Gus van Saint en “Milk”… un futuro prometedor. Pero será Christian Slater quien interprete su papel en “Entrevista con el vampiro”, “Milk” no se rodará hasta unos 15 años después y tanto “Eclipse total” como otros proyectos caerán en manos de Leonardo DiCaprio. Y todo, por una sobredosis.

La noche del 30 de octubre, River Phoenix va a dar un concierto junto a su amigo Flea, uno de los vocalistas de los “Red Hot Chily Peppers” en el club nocturno Viper Romm de Hollywood, por ese entonces propiedad de Johnny Depp. Allí están, entre otros, su novia Samantha Mathis y sus hermanos Joaquin y Rain. Tras la actuación, Mathis desea irse, pero River insiste en quedarse: algo va mal, parece que River ha consumido alguna droga. De madrugada, ya en la calle, cae al suelo. Cuando su hermano llama a emergencias, es incapaz de asegurar si respira o no. A la llegada de los sanitarios, River ya está muerto, aunque intentan diversas técnicas de reanimación. Ya en el hospital, es declarado muerto por sobredosis de cocaína y heroína poco antes de las 2 de la madrugada del 31 de octubre. Tenía apenas 23 años.

Con una carrera prometedora, gracias a un talento innato y a una sensibilidad interpretativa poco frecuente, las drogas echaron a perder la carrera y la vida de un actor que podía habernos regalado muchísimos grandes momentos cinematográficos en los años siguientes. Fue la gran tragedia que dio el toque de atención a Hollywood sobre las drogas como una década antes había sucedido con John Belushi. Una desgracia que todavía hoy, 25 años después, seguimos lamentando.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.