Crónica: Les Musiciens du Louvre en Quincena Musical (29-08-2020)

Para concluir una Quincena Musical que, por la situación actual, ha tenido que contar con artistas y agrupaciones locales, o a lo sumo nacionales, ha sido un regalo sin duda el poder contar con Les Musiciens du Louvre dirigida por su fundador, Marc Minkowski. Incluían en su programa dos de las últimas sinfonías de Mozart, que por exigir un reducido número de intérpretes se ajustaban perfectamente a las medidas de protección imperantes. 

Antes de comenzar el concierto dejamos, como siempre, un enlace con el programa del concierto. 

No soy desde luego un experto en la música de Mozart, y no conocía las dos sinfonías interpretadas (lo que no significa que no las hubiera escuchado antes, sólo que no se han grabado en mi mente), por lo que me resulta muy complicado poder comentar el concierto. Debo destacar, desde luego, que tratándose de una agrupación reducida (en ningún momento del concierto se llegó a los 40 miembros en la orquesta) y que emplea instrumentos de época, Les Musiciens de Louvre lució en todo momento una sonoridad potente, intensa y bien conjuntada, dirigida con brío y entusiasmo por un gesticulante Marc Minkowski al que se le notaba disfrutando de lo lindo. Con tempos adecuados y buenas dinámicas, pudimos disfrutar de unas lecturas impecables de la obra mozartina. 

Como propina se ofreció el primer movimiento de la sinfonía 40 del mismo compositor. Poco ortodoxa la elección, puede ser, no así desde luego la interpretación de una obra que, en este caso, sí que conozco. Lectura impecable la de Les Musiciens du Louvre, intensa, coordinada a la perfección por Minkowski, luciendo la agrupación un gran nivel interpretativo tanto en cuerdas como en vientos, destacando sin duda la labor de las maderas, de penetrante sonoridad. Ya sabemos que Minkowski es un magnñifico director, referente en los repertorios barroco y clásico (pero también en la ópera romántica francesa, en especial la opéra-comique y la opereta), y por ello sus lecturas mozartinas fueron un verdadero lujo para el público donostiarra. 

Con este concierto de Les Musiciens du Louvre y Marc Minkowski termina una edición muy peculiar de la Quincena Musical, que ha conseguido ofrecernos un puñado de conciertos en medio de una situación muy complicada, lo que ya es algo que agradecer al margen de la calidad musical que haya habido en ellos. Sólo nos queda desear que, para la próxima edición, la situación nos permita volver a la normalidad, para mayor comodidad tanto del público como de la propia organización. 

Crédito fotográfico: Quincena Musical. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.