In Memoriam: Anton Yelchin (19-06-2016)


Buena parte del éxito del reboot de “Star Treck” se debe, en mi opinión, al reparto reunido en la nave Enterprise. Pues bien, desgraciadamente hoy la nave estelar se encuentra un poco más vacía al enterarnos de la muerte, en un extraño accidente, del más joven de sus tripulantes, Pavel Chekov: el actor Anton Yelchin nos deja con sólo 27 años.




Anton Viktorovich Yelchin nació en San Petersburgo (por aquel entonces todavía llamada Leningrado, antes de que desapareciera la Unión Soviética) el 11 de marzo de 1989. Sus padres eran famosos patinadores sobre hielo, pero su origen judío les impidió participar en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1972, para los que estaban clasificados, a causa de la política antisemita soviética. Así, a los pocos meses de que naciera Anton Yelchin, sus padres decidieron emigrar a Estados Unidos huyendo de la discriminación que sufrían en la URSS, en septiembre de 1989, donde obtuvieron el rango de refugiados.

Empezó a actuar muy joven, con 9 años, en películas independientes, pero su salto a la fama se produce en 2001, interpretando al joven Bobby Garfield en la adaptación de la obra de Stephen King “Corazones en Atlántida”, en la que interpreta a un joven que entabla una relación especial con el personaje que interpreta Anthony Hopkins:

Tres años después, en 2004, participa en la película “Delitos menores”, debut como director de David Duchovny, en la que interpreta precisamente al protagonista de joven (la versión adulta la interpreta el propio Duchovny). Aquí ya le vemos más crecidito y con el pelo liso (sin sus característicos ricitos que le hacen inconfundible):

Creo que esta fue la primera película en la que le vi, aunque confieso que no recordaba haberla visto hasta que he visto este trailer…

Le volvemos a ver en 2005 en “Gente poco corriente” junto a Diane Lane, Donald Sutherland, Kristen Stewart o Chris Evans, en la que interpreta a un joven que quiere abandonar Nueva York para acompañar a su padre en sudamérica para estudiar a una tribu indígena:

Pero el papel que no puedo olvidar fue el que protagonizó en 2006, “Alpha Dog” de Nick Cassavetes, basada en hechos reales (aunque con los nombres reales cambiados) en el que interpreta a Zack Mazursky, hermano del traficante de drogas Jake (Ben Foster) que es secuestrado como venganza por su rival, Johnny Truelove (gran papel de Emile Hirsch); él disfruta del secuestro, hace amihos (Justin Timberlake entre ellos) y “amigas”, pero la cosa no puede acabar bien… todavía estoy traumatizado por esta peli que vi en el cine cuando se estrenó (10 años ya):

En 2007, Anton Yelchin protagoniza la comedia dramática “Charlie Bartlett”:

Su año de suerte fue, en todo caso, 2009, en el que participa en “Terminator Salvation” y, sobre todo, estrena su papel de Pavel Chekov en el “Star Treck” de J. J. Abrams:

Repite papel, por supuesto, en “Star Treck: en la oscuridad” de 2013:

De sus restantes papeles, destacar su participación en 2011 en “El castor”, dirigida por Jodie Foster, y sobre todo, de ese mismo año, el drama romántico independiente “Como locos”, junto a una por entonces desconocida Felicity Jones:

Su filmografía posterior no es quizá demasiado afortunada, aunque habría que destacar su participación en la película de terror (de nuevo en el ámbito independiente) “Green Room”, junto a Patrick Stewart:

Con varias películas pendientes de estreno, la más esperada es sin duda la tercera entrega de “Star Treck”. Con su muerte habrá que ver si alguien se anima a hacer una 4ª entrega, porque va a ser difícil de sustituir.

A la espera de que se esclarezcan las circunstancias de su muerte, hoy nos toca llorar a un actor que, pese a una filmografía quizá no demasiado brillante, apuntaba buenas maneras y al que, lamentablemente, no le ha acompañado la frase mítica de la saga que le lanzó a la fama: “Larga vida y prosperidad”.



2 comentarios sobre “In Memoriam: Anton Yelchin (19-06-2016)”

  1. Triste noticia, pero no creo que su ausencia impida una cuarta película de la Nueva Star Trek si la taquilla de la tercera es buena.
    Y aunque no le haya acompañado la frase de “larga vida y prosperidad”, sí le aplica la de “vive deprisa, muere joven y deja un bonito cadáver” (https://nosescuchan.wordpress.com/2013/05/19/vive-rapido-muere-joven-y-deja-un-bonito-cadaver/).

    Se une al Club de los Veintisiete (https://es.wikipedia.org/wiki/Club_de_los_27)

    1. Me temo que lo de “bonito cádaver”… al margen de que fuera más o menos guapo (opiniones personales), al pobre lo ha aplastado un Jeep de dos toneladas y media. Mira que con estas cosas puedo ser morboso, pero no, no querría ver su cadáver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.