In Memoriam: Garry Marshall (19-07-2016)


Puede que el nombre de Garry Marshall nos diga más bien poco, pero no sólo fue el director de una película archifamosa, sino también el descubridor o autor del lanzamiento a la fama de más de un actor/actriz llamado a dominar Hollywood en los años siguientes. Hace apenas dos días nos dejó a los 81 años, por lo que es de rigor hacer un breve repaso a su trayectoria profesional, bastante completa por cierto.




Garry Kent Masciarelli, que era el nombre de nacimiento de Garry Marshall, nació en Nueva York, en el barrio del Bronx, el 13 de noviembre de 1934, de padre italiano y madre de origen germano y británico. Al poco del nacimiento de Garry, la familia cambió el apellido por el de Marshall, que ya recibiría directamente al nacer su hermana Penny Marshall, directora de películas como Big o Despertares, al nacer en 1943.

En la universidad, Garry Marshall escribirá en la sección de deportes del periódico universitario, lo que le lanzará al mundo de la escritura, comenzando a escribir monólogos para algunos cómicos de la época. De ahí dio el salto a Hollywood en 1961, escribiendo para shows televisivos como el que protagonizaba Dick Van Dyke, por ejemplo. Su primer gran éxito vendría en 1970 al adaptar “La extraña pareja” para una serie televisiva.

Sigue escribiendo series para la televisión, entre las que destaca Mork & Mindy, con la que se dio a conocer un tal Roin Williams, no sé si os suena…

En 1980, jugando al baloncesto, conoce al actor Hector Elizondo, lo que será el comienzo de una larga amistad y colaboración profesional, que comienza con la primera película que escribe y dirige Garry Marshall, “Los locos del bisturí”, en 1982. A partir de ahí, Hector Elizondo aparecerá en todas las películas que dirija Garry Marshall.

Su primer éxito como director vendrá con su segunda película, “The Flamingo Kid”, de 1984, protagonizada por Matt Dillon:

El nombre de Garry Marshall aparece asociado al mundo de la comedia, en películas como “Nada en común”, con Tom Hanks, o “Un mar de líos”, con Goldie Hawn y Kurt Russell, Pero en 1988 se lanza al drama con “Eternamente amigas”, con Bette Midler y Barbara Hershey:

Pero Garry Marshall alcanza la gloria con su siguente película, en 1990, todo un mito de la comedia romántica y del cine en general: “Pretty Woman”. Richard Gere era ya un galán sobradamente conocido en Hollywood (años antes había rodado ya “Oficial y caballero”, por ejemplo), pero, pese a llevarse su segunda nominación al Oscar (la primera sería por “Magnolias de acero”), esta película lanzó al estrellato a la que sería llamada la novia de América, la gran Julia Roberts. Además de ser la última película que rodó el gran Ralph Bellamy, así que vamos a ver esa genial escena de la cena, con los tenedores y los caracoles:

Garry Marshall nunca repetirá el éxito de esta película. Lo intenta con diversas comedias (“Dos sabuesos en la isla del Edén”, “Un timador con alas”) y con dramas románticos, como la fallida “Aprendiendo a vivir” o “Frankie & Johnny”, con Al Pacino y Michelle Pfeiffer:

En 1999 intenta repetir el éxito de Pretty Woman reuniendo de nuevo a la pareja protagonista en “Novia a la fuga”, pero en mi opinión este nuevo intento no le llega ni a la suela de los zapatos a su obra maestra:

Quizá su otra película más conocida sea “Princesa por sorpresa”, de 2001, en la que a parte de disfrutar de la gran Julie Andrews, repite la jugada de “Pretty woman” de descubrirnos a una nueva actriz llamada a triunfar en Hollywood: Anne Hathaway:

Filmará la secuela en 2004, en la que, a parte de poder disfrutar de unos magníficos Julie Andrews y Hector Elizondo (que hacen una pareja magnífica, si se me permite el comentario), descubrimos también a un tal Capitán james Tiberius Kirk… Chris Pine, para entendernos:

Pero Garry Marshall no es sólo guionista o director, también hace pequeñas incursiones como actor, en películas en general bastante prescindibles como “Nunca me han besado”, “Orange County” o “La montaña embrujada”.

En 2010 estrena “Historias de San Valentín”, película coral (con reparto de lujo) que supuso un notable éxito:

El éxito le llevará a repetir fórmula con otros dos días señalados, “Noche de fin de año” de 2011 y “Feliz día de la madre” de 2016.

Poco después del estreno de esta última película, el 19 de julio de 2016, Garry Marshall moría por complicaciones de una neumonía , sin poder cumplir su idea de dirigir la tercera parte de “Princesa por sorpresa”.

Hombre todoterreno, no muy admirado por la crítica pero a menudo con buenos resultados de público, Garry Marshall fue un multitarea que nos ha dejado un puñadito de películas entretenidas, no maravillosas pero sí perfectas para pasar un buen rato. Y que además ha sido fundamental para darnos a conocer a Robin Williams, Julia Roberts, Anne Hathaway o Chris Pine. Tenemos motivos para recordarle, desde luego.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.